El bosque de Gulubú

El bosque de Gulubú
Sarah Preston

"¿Ustedes vieron esos libros-sorpresa que cuando uno los abre aparecen figuritas de pie?

Bueno, igualito es el bosque de Gulubú. Como las marionetas dormidas. Uno le tira de los hilos y ellas se ponen de pie, bailan y se mueven.

El bosque de Gulubú está planchado en el suelo, y cuando su dueño tira de los alambres, los árboles y los yuyos y las casitas y los bichos aparecen todos como diciendo:

Aquí estamos. Estábamos jugando a la escondida. "(...)


"Por eso, si ustedes alguna vez encuentran detrás de un árbol, o detrás de cualquier cosa, a un inspector enanote y sabihondo que les dice que no es posible que existan un enanito y 7 Blancanieves, o que no es posible que exista cualquier cosa linda, ustedes pueden contestarle:

–Sí señor, existe, en el bosque de Gulubú."


Dailan Kifki

Maria Elena Walsh






lunes, 2 de septiembre de 2013

Cumpleaños feliz


¡Un año! Nuestro primer añito desde que de la nada levantamos un bosque, un bosque de emociones, aprendizajes, juegos, de conocernos, descubrir, investigar, de buscarnos y encontrarnos y seguir buscándonos sin dejar de jugar. (Levantar un bosque)





Hemos vivido tantos momentos únicos y mágicos...Siempre me maravillo del privilegio de acompañar primeros movimientos, pasos, palabras,...ser testigo y acompañar esos momentos irrepetibles. Y querer atesorar esos momentos retratándolos, describiéndolos y compartiéndolos, pues es de ellos que se alimenta el blog (ventanas al bosque)





A la idea, la búsqueda de información, le siguió la preparación del espacio que, como siempre está en constante evolución, no termina nunca...Y encontrar a las familias que buscaran lo que el bosque de Gulubú ofrece y seguir buscando porque las familias también están en constante evolución y sus necesidades van cambiando ( El bosque busca familias que busquen)




Y ahora, a seguir, seguir creciendo, seguir aprendiendo, seguir acompañando, seguir buscando, escuchando, compartiendo,...Porque si algo aprendí es que este proyecto ya no es sólo mio y forman parte de él los bebés, nenes y nenas, y también sus familias, y la mía, y también los que me ayudan, me han apoyado, ...




Un año en 5 minutos


  Bueno, intenté en 5 minutos resumir un año, me dió trabajo seleccionar fotos, quería que todos estuvieran, porque todos independientemente del tiempo que pasaron fueron importantes. Al final son sólo algunos de los muchos momentos compartidos y un poquito de "historia" de El bosque de Gulubú:


video


Cuando empecé con este proyecto sabía que al abrir las puertas de mi casa exponía mi vida y mi familia, y ahora que hago balance creo que ha sido muy positivo y quiero agradecerle a Kamar, mi hija  por su paciencia, colaboración y sus aportes, sin ella este proyecto no existiría. No sólo porque gracias a ella me "titulé" como mamá, sino porque sigo aprendiendo de ella cada día, su relación con los pequeños es increible, siempre tiene ideas nuevas y ve cosas que a veces yo soy incapaz de ver.








Los otros habitantes del bosque de Gulubú

  Los gatos también han tenido su participación porque, aunque tienen limitado el acceso a la habitación de juegos y descanso estan presentes en la casa y se han acostumbrado a la presencia de humanos gateadores por la casa....



¿Quien vigila a los niños en la piscina?



¿Quien lleva la contabilidad de El bosque de Gulubú?



¿Quien recibe los mimos más mimosos?







La opinión de las mamás

Soy Paloma y también la mamá de Otto, que cumplirá 2 años este mes. Soy de Reus pero vivo en Francia. Este invierno estuve en Reus un mes y, por motivos laborales y de organización familiar , Otto tuvo el placer de conocer El Bosque de Gulubú .

Conozco a Paula y a su familia desde pequeña.

Mi madre me habló de su proyecto y yo necesitaba una persona de confianza para ocuparse de mi pequeñito durante unas cuantas tardes.

Y así es como Otto y yo conocimos El Bosque de Gulubú.

En primer lugar, me alegré de que Paula me dijera que sí podía acoger a Otto durante el periodo de tiempo que le pedía, todavía me cuesta mucho separarme de él, así que estaba un poco angustiada pensando con quién dejaría al pequeño durante mi corta ausencia.

Soy madre primeriza, con todos los miedos y dudas que eso comporta..

Tener un hijo es una responsabilidad muy grande y dejarlo en manos de « otro », aunque sólo sea por un ratito, es dejarlo con esa responsabilidad. Para eso se necesita una gran dosis de confianza, sin ella no podríamos dejar a nuestros hijos descubrir nuevas aventuras.

Estuve encantada con Paula porque tanto ella, como el espacio que propone, me aportaron esa confianza que yo necesitaba. Con una sorpresa añadida, un personaje fantástico y encantador de niños pequeñitos : Kamar, la hija de Paula y el hada madrina del Bosque de Gulubú.



El proyecto de Paula me parece muy valiente, un proyecto arriesgado, por no tener apoyo de las instituciones (aquí en Francia, las madres de día están tan solicitadas o más que las guarderías y el coste para los padres es el mismo que el coste de las guarderías porque el estado subvenciona las dos posibilidades por igual. )

Un proyecto valiente en un contexto difícil económica y socialmente hablando en nuestro país.

Un proyecto muy humano y muy sincero.

Ojalá las iniciativas como las de Paula se multipliquen poquito a poco… para intentar humanizar una sociedad en plena crisis de valores … y volver a lo esencial.



Paloma



Me pediste hace bastante tiempo unas palabras de como había sido la experiencia en el bosque de Gulubú, un regalo maravilloso poder disfrutar de la experiencia de ver crecer tanto a Daniel como Martina por dentro y por fuera acompañados de dos personas maravillosas como vosotras. Cada vez que abría un mail con una nueva entrada  en el blog, era increíble siempre me saltaban las lágrimas de felicidad. Haces un trabajo maravilloso lo sencillo que parece  acompañar sin interferir, es realmente difícil de realizar. Muchas felicidades por este año cumplido.

Pilar 
 


La opinión de los expertos

video
 


La fiesta

Sí, hubo fiesta, de cumpleaños, de bienvenida, de fin de curso, de principio de curso,...siempre hay motivos para juntarse y festejar.
Gracias por estar ahí!










1 comentario:

  1. Levantar un bosque no es nada fácil, es algo casi mágico y propio de la naturaleza. Hay quienes hacen bosques simplemente para enriquecerse cortando su madera. (y también los hay depredadores de bosques ajenos.)
    Pero Gubulú es producto del amor y de la entrega personal. Así nos lo "cuenta" cada imágen, cada palabra, cada elemento de los que componen este bosque entrañable. Muchas felicidades por este primer año. ¡¡¡Y que cumpla muchos más !!!
    como suele decirse en estos casos. Es verdaderamente el deseo de todos los que queremos ese espacio acogedor, tierno y compañero de aquellos y aquellas que comienzan la fantástica aventura de descubrir el mundo.

    Gracias por levantar el bosque, por cuidarlo, por dejarlo crecer a la par de quienes pasan por él. Les ayudará a confiar que otro mundo es posible. Un mundo fraterno y solidario. Un mundo donde la única prohibición sea estar triste o estar solo.

    Fdo. Los que sabemos del amor, el esfuerzo y la voluntad empleada por Paula y Kamar para que Gulubú sea hoy una realidad...y que cada dia somos más.

    ResponderEliminar